Necesito gritar, y no puedo. Necesito llorar y me avergüenzo. Necesito desahogarme y no lo consigo. Quiero gritar al mundo todos sus defectos, llorar hasta que no me queden lágrimas para hacerlo, desahogarme hasta que las palabras que deseo se conviertan en hechos. Necesito que este mundo sea justo, y que esta sociedad sea comprensible. Escribo por miedo a gritar.

6 ago. 2012

¡Enhorabuena Kalia Henderson!

¡Ya tenemos ganadora del concurso de textos mío y de Garonne!
¡¡¡Ha ganado Kalia Henderson!!! ¡¡¡Enhorabuena!!!Disfrutad de su texto:

                        
  

 Miro las olas, una sensación de envidia sana me invade. Que bonito tendría que ser vivir como ellas, sin ninguna complicación, poder moverte cuando, como y donde tú quieras. Dejar que el viento te lleve hacia un más allá, un lugar en el que reinen la paz y la armonía absoluta. Precioso. Me entran ganas de volar, de querer tocar el cielo con las puntas de los dedos aunque sea durante una milésima de segundo para saber lo que se siente, para salir de las jaulas impuestas por la sociedad y de las que difícilmente se puede escapar. Las gotas de sal del mar mojando mis pies me traen de vuelta a la realidad, cruda, pero de alguna forma bella. La vida está llena de experiencias que, por culpa de esas jaulas, pierden la posibilidad de que ocurran. Aunque nosotros tenemos la culpa de ello al crear esas jaulas. Respiro y sonrío. Cierro los ojos y levanto las manos, la brisa fluye entre mis dedos, llena mis pulmones de esperanza y hace de mi pelo un torbellino. Sonrío, esto es libertad. Simplemente libertad. Libertad, que bonito nombre tienes. Me resultas tan sumamente inalcanzable como atractiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario