Necesito gritar, y no puedo. Necesito llorar y me avergüenzo. Necesito desahogarme y no lo consigo. Quiero gritar al mundo todos sus defectos, llorar hasta que no me queden lágrimas para hacerlo, desahogarme hasta que las palabras que deseo se conviertan en hechos. Necesito que este mundo sea justo, y que esta sociedad sea comprensible. Escribo por miedo a gritar.

8 sept. 2012

Carta a quién sabe quién.

Dile que él es todo por lo que puedo sonreír día a día. Que los años crean sentimientos, los sentimientos, locura, la locura; desilusiones. Dile también eso que me hace el corazón cuando le veo, y cuando le veo triste, más aún. Dile que su nombre está escrito en mi mente desde hace años con rotulador imborrable. Dile que todo eso lo que me ha hecho sentir no se paga con todo el oro de un palacio, con la arena de la playa, ni con cada mililitro del mar. ¡Ah! Se me olvidaba, dile que le quiero y que es lo mejor de mi vida.

Que no se te olvide, eh.  

6 comentarios:

  1. ¿Por qué no se lo dices tú? Seguro que le gusta más... :)
    Un besito.

    M.

    ResponderEliminar
  2. No, no. Prefiero que esto se quede en un "nada".

    ResponderEliminar
  3. En realidad es solo una pastelada, no merece la pena, pero necesitaba desahogarme... ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  4. me encanta tu blog, si quieres puedes pasarte por el mio: http://sonrieporquetupuede.blogspot.com.es/, gracias, besitos de nutella jajaja, ahh que se me olvidaba tengo una novela: http://thelifeofawrite.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar